Inclusión Laboral

A escala mundial, casi la mitad de las mujeres del mundo no tienen un ingreso propio, y en promedio ganan un 30% menos que sus pares masculinos. Aunque representen el 60% de los graduados universitarios, las mujeres siguen estando en desventaja en términos de participación en el mercado laboral. Las mujeres representan solo un tercio de la fuerza de trabajo total.

Si bien ha habido avances, ninguno de los países del G20 ha logrado cerrar la brecha de participación laboral entre hombres y mujeres, y esto lleva a una pérdida de competitividad y de crecimiento económico.

 

Objetivo W20 Argentina

Mejorar la calidad de vida de la mujer urbana y rural generando las condiciones para que aumente su participación en el mercado del trabajo en condiciones de equidad.

 

Recomendaciones consensuadas en W20 anteriores:

  • Cada Estado miembro del G20 debe redactar un plan de acción para cumplir con el compromiso asumido de aumentar la participación económica de las mujeres en un 25% para 2025 y se propone incluir la eliminación de la brecha salarial por  género.
  • Alentar a empresas y sindicatos a proteger a las mujeres de todas las formas de violencia y acoso sexual en el lugar de trabajo.
  • Analizar las transformaciones que se avecinan en relación a los trabajos de futuro.
  • Reducir el mercado laboral informal implementando las normas laborales de la OIT y promoviendo condiciones de trabajo decentes.
  • Cerrar la brecha de género en la participación de mujeres líderes en toma de decisiones, en los sectores público y privado en un 50% para 2030.
  • Otorgar a las mujeres los espacios para abogar por sus propios derechos, con capacidad de negociación colectiva.
  • Garantizar pisos de protección social universales y el derecho a la seguridad social sobre la base de la recomendación 202 de la OIT. Además, fomentar inversiones en infraestructura de atención y protección social con perspectiva de género.
  • Promover a las grandes empresas a adoptar e implementar los Principios de Empoderamiento de la Mujer promulgados por ONU Mujeres y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, especialmente el Principio 5.
  • Adoptar todas las medidas apropiadas para reconocer, reducir y redistribuir la carga desproporcionada de cuidado no remunerado y el trabajo doméstico de las mujeres, incluida la provisión de infraestructura y servicios públicos.
  • Valorar y medir las tareas de cuidado no remunerado y el trabajo doméstico a fin de determinar su contribución a la economía nacional.
  • Instituir e implementar políticas parentales y otras licencias familiares equivalentes, pagas e intransferibles.
  • Hacer frente a los estereotipos de género mediante la sensibilización en puestos de toma de decisiones en el sector profesional.

 

Descargar Concept Note