Historia

El W20 surgió luego de la cumbre de G20 que se realizó en Australia, como reclamo de un grupo poco representado, con el objetivo de apoyar los diversos esfuerzos avanzados en la comunidad internacional:

 

  • Participación económica y social plena de la mujer, según la Declaración de Líderes de Los Cabos en 2012.
  • Inclusión financiera y educación de las mujeres, de la Declaración de Líderes de San Petersburgo en 2013.
  • Reducción de un 25% en la brecha de las tasas de participación entre hombres y mujeres de los países del G20, para 2025
  • Llevar a más de 100 millones de mujeres a la fuerza de trabajo, comunicado en la Declaración de Líderes del G20 de Brisbane, en 2014.

 

A principios de 2015, la importancia de estos desafíos llevó a la creación del Women 20 (W20) como grupo de afinidad para apoyar la promoción del crecimiento económico inclusivo de género.

Se espera que el W20 formule recomendaciones y establezca metas medibles y procesables para influir en los gobiernos del G20, a fin de implementar estos objetivos.

En 2015, durante la presidencia turca del G20, se conformó por primera vez el Women 20, para apoyar los esfuerzos realizados por el G20 en línea con el crecimiento inclusivo. La Asociación de Mujeres Emprendedoras de Turquía (KAGIDER) tuvo mandato para organizar el proceso de consulta junto con la Asociación de Mujeres y Democracia (KADEM) y la Asociación de Empresarias Turcas (TIKAD). Gülden Türktan fue elegida presidente de la Comisión W20 y presidió la primera cumbre.

La selección de los temas a tratar en la primera cumbre se hizo a partir del W20 Concept Paper emitido por el gobierno turco, y de las prioridades señaladas por KAGIDER, TIKAD y KADEM, antes del proceso. En consecuencia, se esperaba que el W20 tuviera una agenda concreta que incluyera el trabajo por conseguir tasas crecientes de participación de las mujeres en la fuerza de trabajo, promoción del empresariado femenino, liderazgo de las mujeres en los negocios y el sector público, inclusión financiera y el tratamiento de problemáticas de naturaleza socioeconómicas, incluida la atención médica y la educación. Además, se destacó que establecer un diálogo ofrecía “una buena oportunidad para vincular el trabajo del G20 con los esfuerzos para acordar nuevos objetivos de desarrollo para las Naciones Unidas”.

En 2016, el grupo llegó a China, con una cumbre patrocinada por la Federación de Mujeres de Toda la China. Con una fuerza de delgadas más consolidada, la presidencia china se nutrió de los avances realizados por Turquía y realizó una exitosa gestión, apoyada e impulsada por el Foro de Mujeres y Economía de APEC, al vincular los debates de participación laboral femenina con el resultado principal de un “plan” del G20 para el crecimiento innovador de la economía mundial.

La presidencia china del W20 introdujo y promovió el enfoque de las mujeres en la economía digital. La cumbre del W20 China recomendó que los líderes del G20 deberían trabajar para reducir y eliminar la brecha digital, ayudar a las mujeres a obtener el mismo acceso a Internet que tienen los varones, brindar capacitación efectiva en materia de habilidades digitales para mujeres, establecer metas para que mujeres y niñas estudien carreras STEM y fortalecer su capacidad para el emprendimiento y el empleo en Internet.

Alemania tomó el testimonio del W20 en 2017, en el marco de su presidencia G20. El Consejo Nacional de Organizaciones de Mujeres Alemanas y la Asociación de Mujeres Empresarias Alemanas fueron señaladas por el Gobierno Federal para organizar y asegurar el proceso de Diálogo W20.  

A partir de la idea central de que la diversidad y la plena participación son esenciales para fomentar el crecimiento resiliente, sostenible y viable de economías y sociedades estables, mientras que los sistemas homogéneos ofrecen riesgos e incertidumbres, W20 Alemania alimentó e impulsó el entendimiento acerca de de que el empoderamiento económico de las mujeres es  esencial para el crecimiento económico, para alcanzar economías estables y el desarrollo social. W20 Alemania se centró en cuatro pilares: inclusión en el mercado laboral, inclusión financiera, inclusión digital y fortalecimiento del W20.

Con la Argentina como primer país latinoamericano en presidir el G20, W20 toma una nueva fuerza dentro de los grupos de afinidad. Encabezado por Susana Balbo y Andrea Grobocopatel, busca sostener el desarrollo de los tópicos esenciales trabajados por las primeras presidencias del W20, fortalecer el proceso de diálogo de sus delgadas y asegurar el impacto del grupo sobre la cumbre de los líderes.