Inclusión Financiera

El acceso a los servicios financieros y a una educación financiera adecuada son condiciones necesarias para el desarrollo económico. En los países del G20, solo el 40% de las mujeres tienen acceso a una cuenta bancaria, y si bien poseen un tercio del total de las pequeñas y medianas empresas, reciben el 10% de los préstamos otorgados por los bancos.  Es imperativo desarrollar una perspectiva de género y criterios más inclusivos en todas las instituciones que ofrecen servicios financieros.

 

Objetivo W20 Argentina 2018

Empoderar a las mujeres ofreciendo nuevas oportunidades de desarrollo mediante el acceso a los servicios financieros, tomando en cuenta las particularidades de las mujeres que residen en áreas urbanas y rurales.

 

Recomendaciones consensuadas en W20 anteriores:

  • Establecer estrategias nacionales de inclusión financiera con mecanismos para la participación de múltiples partes interesadas (privadas, públicas y de la sociedad civil) en los países del G20.
  • Extender los esfuerzos de la Alianza Global para la Inclusión Financiera (GPFI).
  • Promover que el B20 incluya la perspectiva de género.
  • Fomentar la alfabetización comercial y financiera, las habilidades empresariales y el desarrollo de capacidades en mujeres y niñas.
  • Promover la incubación de empresas lideradas por mujeres, y facilitar su acceso a instituciones financieras y a inversores.
  • Establecer metas para la compra de productos provistos por empresas lideradas por mujeres.
  • Considerar incentivos fiscales y una política regulatoria ventajosa para las empresas lideradas por mujeres.
  • Garantizar el acceso de las mujeres a la propiedad y los activos financieros y productivos, en igualdad de condiciones.
  • Relevar y analizar la información desglosada por sexo y la demanda para reforzar el “bussiness case” de la inclusión financiera de las mujeres.
  • Permitir que las empresas de mujeres y lideradas por mujeres tengan acceso al financiamiento, tanto en las fases iniciales como de ampliación, mediante la creación de un grupo de inversión de partes interesadas que incorpore una perspectiva de género.
  • Garantizar la inclusión financiera de los grupos vulnerables, incluidas las personas desplazadas, migrantes y las comunidades marginadas.
  • Adoptar medidas concretas para eliminar la práctica de la diferenciación de precios basada en el género, también conocida como el “impuesto rosa”.

 

Descargar Concept Note